Por qué tener un apilador para tu bodega

ventajas apilador para bodega

Si el local o bodega de tu empresa es pequeño, es muy probable que dudes entre adquirir o no un montacargas, debido a que, aunque existan materiales y mercancías que debas trasladar de un punto a otro, tu necesidad no llega a ser la de un equipo de combustión interna y grandes dimensiones.

Sin embargo, la duda persiste al notar el esfuerzo y el tiempo que inviertes en el traslado de esas cargas “menores” que se almacenan en el espacio relativamente pequeño de tu negocio.

En estos casos, la mejor alternativa a los montacargas es un apilador, una herramienta diseñada para responder a las necesidades de empresas con las características que hemos mencionado.

Este equipo puede mantenerse en funcionamiento a través de jornadas diarias de hasta cinco horas y es muy recomendable para utilizarse en interiores siempre y cuando se tenga un piso de concreto plano. En seguida, te contamos más sobre sus ventajas:

  • Su mecanismo funciona mediante energía eléctrica: además de contribuir a la reducción de la contaminación acústica, dado que su funcionamiento es silencioso, estos equipos no producen emisiones de humo, lo que supone una ventaja crucial cuando se trabaja en espacios cerrados. Por otra parte, los costos de operación y mantenimiento disminuyen de manera significativa en comparación con un montacargas que funciona con diesel.
  • El conductor no requerirá una licencia de manejo: no obstante, es indispensable que se conozcan los controles para la operación de la máquina y que los trabajadores a cargo reciban una capacitación antes de comenzar a utilizarla.

QUIZÁS TE INTERESE LEER: ¿MONTACARGAS ELÉCTRICO O DE GAS?

  • Disminuyen las probabilidades de lesiones y accidentes: esto debido al ahorro de esfuerzo y de trabajo pesado en la rutina de los empleados.
  • Facilidad de almacenamiento: ayuda a optimizar el espacio en locales comerciales, bodegas y almacenes.
  • Mayor visibilidad: gracias al diseño compacto de la máquina los operadores tendrán una mejor visibilidad mientras trabajan, lo que a su vez se reflejará en un menor número de accidentes.
  • Resistencia a las bajas temperaturas: en algunos casos, estos equipos son útiles para almacenes donde se trabaje a temperaturas bajo cero, por ejemplo, las bodegas florales o cámaras frigoríficas para la conservación de comestibles.

Despejada la duda sobre si es conveniente adquirir este equipo, tal vez quieras revisar distintas opciones que existen en el mercado antes de hacerte con el tuyo. Para tomar esta decisión, en Multilift podemos asesorarte. Visita nuestro sitio web y contáctanos. Comprobarás que el invertir en el equipo adecuado hará una diferencia positiva en la productividad de tu empresa.