Brinde seguridad a su negocio con revisión detallada de su maquinaria

seguridad negocio revision maquinaria

La seguridad, es siempre un tema que debe de estar presente en la administración de un almacén. Hacer revisiones periódicas de estantes, estibas, herramientas y máquinas de carga, es una actividad necesaria para poder detectar averías que pueden provocar peligrosos accidentes que ponen en riesgo la integridad física de su personal y ocasionarle cuantiosas pérdidas monetarias por daños en su mercancía.

A diferencia de las estanterías y demás mobiliario de almacén, cuya revisión se centra en el buen estado de soportes, tornillos y estructura en general, siendo relativamente visibles los daños que puedan tener, en el caso de las máquinas de apoyo como patines hidráulicos, mesas elevadoras, apiladores y montacargas, la inspección se vuelve más compleja debido al número de elementos que componen estos artefactos, los cuales no siempre son del todo accesibles y su deterioro escapa frecuentemente a un chequeo rápido.

La carretilla elevadora o montacargas, es uno de los equipos que debe ser monitoreado a detalle, pues dado el trabajo que realiza, así como la cantidad de piezas que tiene, lo hacen una de las máquinas de almacén que no debe ser descuidada para así, además de evitar incidentes riesgosos, alargar su vida útil y proteger la inversión que se hizo en ella.

Si bien los posibles daños en algunas de sus partes saltan a la vista durante una revisión, como suele suceder con las horquillas y respaldos de carga o el desgaste de los neumáticos, otros de sus componentes deben ser inspeccionados más minuciosamente, sin que esto quiera decir que se tome mucho tiempo para ello. Sólo hace falta tener un registro de partes que deben estar en buenas condiciones y que no son de difícil acceso; algunas de ellas son:

  • Mástil: éste es uno de los mecanismos de vital importancia en la operación del montacargas, pues su función es la de elevar objetos para colocarlos a alturas que, generalmente, pueden llegar hasta los tres metros. Su mal funcionamiento podría incluso ocasionar que se deje caer la carga.
    Sus componentes principales son carriles, cadenas, pistones de elevación y mangueras hidráulicas. Las fallas en los dos primeros se deben, comúnmente, a la falta de engrase, mientras que en los dos últimos a fugas de aceite, por lo que se recomienda su revisión tres veces por semana.
  • Freno de emergencia: esta parte es de especial relevancia dada su función de bloqueo de las llantas del vehículo, acción que puede ser necesaria al subir una rampa. Su mal estado puede ocasionar accidentes por colisión.
  • Bocina: aunque no parece ser un elemento muy indispensable, mantenerlo en buenas condiciones permitirá que el operador pueda alertar la aproximación del montacargas a otros trabajadores que podrían cruzarse en un momento de distracción.
  • Gomas de los pedales: otro componente subestimado en la inspección que, no obstante, es importante mantener en buen estado, puesto que evita que el pie del operador resbale, lo que podría provocar una aceleración o frenado repentinos del vehículo.

En Multilift, contamos con un amplio catálogo de refacciones para múltiples modelos de equipos de carga. Contáctenos y obtenga la orientación necesaria para reparar su carretilla elevadora y otras máquinas de almacén.