Seguridad al operar apiladores eléctricos

seguridad operar aplicadores electricos

Los apiladores eléctricos son un tipo de maquinaria indispensable para las operaciones logísticas de bodegas y almacenes; para garantizar un uso seguro, es importante establecer normas de seguridad, que tanto los operadores como el resto del personal deben conocer y seguir. Acompáñenos a conocerlas.

 

 

Uniforme y accesorios de seguridad

Los empleados de almacén deben vestir ropa adecuada, de preferencia un uniforme en caso de que se maneje maquinaria o productos químicos que pueden derramarse y provocar accidentes. La ropa con tratamiento ignífugo, guantes, gafas de seguridad, botas industriales, cascos y chalecos con bandas reflectantes se recomienda usar tanto a los operadores de montacargas y apiladores, como al resto del personal para evitar accidentes.

En el caso de los operadores, se recomienda que usen overoles o la camisa metida en el pantalón, ya que las prendas sueltas pueden ser arrastradas por el operador o interferir con los controles.

Higiene básica

Los operadores deben lavarse las manos o usar guantes para conducir el apilador, especialmente si realizó actividades manuales, ya que conducir con las manos grasosas no solo ensucia la maquinaria, sino que las manos pueden resbalarse en el volante y provocar un accidente.

Además, el operador debe abrocharse el cinturón de seguridad, sentarse correctamente en su asiento antes de empezar a trabajar, así como mantener brazos, piernas y la cabeza dentro del apilador.

Inspección diaria de la maquinaria

Para evitar daños mayores, la maquinaria debe ser inspeccionada antes de comenzar a operarla; y, en caso de encontrar indicios de algún problema, se debe informar al supervisor en turno para dar el siguiente paso. En caso de ser necesario, las reparaciones y mantenimiento preventivo deben ser efectuados por personal calificado.

Señalización del almacén

Para que la maquinaria circule sin inconvenientes por el almacén o bodega, es necesario contar con señalización de las rampas y zonas especiales. También deben indicarse los límites de velocidad y el operador debe respetarlos, y cuando sea necesario girar debe hacerlo lentamente para evitar volcaduras.

Si circulan otros apiladores o montacargas en el almacén, se debe mantener una distancia segura para prevenir choques en caso de que se detengan súbitamente.

Carga bien sujeta

Antes de mover la carga, el operador debe asegurarse de que se encuentre bien apilada y colocada con los aditamentos utilizados, como las horquillas. En caso de que use cuerdas, tenga cuidado con posibles obstrucciones que puedan interponerse en la ruta y provocar volcaduras.

Ahora que ya conoce las normas básicas de seguridad al operar un apilador, adquiera el suyo en Multilift, donde contamos con variedad de modelos, así como montacargas, mesas elevadoras, patines hidráulicos y eléctricos. Escríbanos a través de nuestro formulario de contacto para más información y cotizaciones, con gusto le atenderemos.